¿Qué son las provisiones contables?

Dentro del balance que una empresa debe llevar, se encuentran elementos activos y pasivos, y es en este último donde debemos incluir las provisiones contables.
Las provisiones contables implican una disminución del valor del patrimonio neto ya que se refieren a unos gastos que la empresa tendrá en un futuro, como por ejemplo, el despido de un trabajador o las pensiones.

Definición de provisiones en contabilidad

Según el Plan General de Contabilidad las provisiones son:

“Obligaciones expresas o tácitas a largo plazo, claramente especificadas en cuanto a su naturaleza, pero que, en la fecha de cierre del ejercicio, son indeterminadas en cuanto a su importe exacto o a la fecha en que se producirán.”

Plan General de Contabilidad

Tipos de provisiones contables

Las provisiones de contabilidad más habituales y utilizadas por las empresas son:

  • Provisión por retribuciones a largo plazo al personal.
  • Provisiones correspondientes a actuaciones medioambientales.
  • Provisión para impuestos.
  • Provisiones para otras responsabilidades.
  • Provisión por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado.
  • Provisión para reestructuraciones.
  • Provisiones por transacciones con pagos basados en instrumentos de patrimonio.
  • Provisión por deterioros de valor de créditos comerciales.
  • Provisión por deterioro de existencias.
  • Provisiones por deterioro inmovilizado.

¿Cuáles son las ventajas que aportan las provisiones contables?

El principal objetivo de las provisiones, es proteger el capital de la empresa, de manera que llegada una obligación futura, ésta tenga con qué responder sin que esto afecte al patrimonio del negocio.


Artículo recomendado: Tipos de retenciones IRPF 2022

COMPARTIR

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros
artículos